Ataúd de hongos mágicos para sepultura sostenible


"La muerte en vida"


Convertir la muerte en un proceso natural no ha sido una tarea sencilla. Por suerte los funerales verdes se han convertido en una opción para abrazar la muerte en medio de la vida y este ataúd de hongos mágicos puede ser la mezcla perfecta.

El investigador Hendrikx creó Living Cocoon, un ataúd  hecho de micelio que ayuda a que los cuerpos se descompongan rápidamente mientras el suelo a su alrededor renace en una vida completamente nueva. El ataúd de hongos mágicos: activa el proceso de compostaje del cuerpo después de la muerte. Elimina las sustancias tóxicas de la tierra y crea condiciones más beneficiosas para el crecimiento de nuevas plantas.

La caja tarda 1 semana en crecer para ser capaz de contener un cuerpo. Después, el proceso de descomposición toma entre 2 y 3 años, lo cual beneficia al medio ambiente, ya que un ataúd convencional tarda unos 10 años en desaparecer (si es que lo hace).

Fuente: Ecoosfera

Publicar un comentario

HOLA ZACATLÁN © 2013 - 2020
CREADO POR HOLA ZACATLÁN Y COOLNESS